¿En qué está la Ley Uber? Así impactará a los usuarios la normativa que busca regular las apps de transportes

Ya fue aprobada en el Senado y contempla sanciones para los clientes que rompan la normativa. Desde Uber han iniciado una campaña para cambiar puntos que, según las aplicaciones, aumentarían las tarifas y generarían desempleo.

Preocupación han expresado empresas como Uber y Cabify por la ley que busca regular el transporte de pasajeros a través de aplicaciones. La iniciativa fue aprobada el 9 de julio en el Senado con 39 votos a favor, 3 abstenciones y apenas un voto en contra. Ahora el plazo para realizar las indicaciones se extenderá hasta el 30 de agosto.

Desde la empresa comenzaron una campaña para intentar ingresar cambios a la normativa, mientras que los taxistas han insistido en las críticas por la tardanza en las diligencias. Esto ya que el proyecto lleva más de tres años de tramitación en el Congreso.

A la preocupación de los conductores de distintos rubros se suma la de los usuarios. ¿Cómo afectará la denominada Ley Uber al día a día de quienes prefieren estas aplicaciones como método de transporte? 

El proyecto

El objetivo de la Ley Uber es regularizar a todas las plataformas de transporte compartido, entre las que también se cuentan a Cabify y Beat, entre otras. De acuerdo a lo señalado por el Diario Financiero a partir de una presentación del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones ante el Senado, la ley definirá a las Empresas de Aplicaciones de Transportes (EAT) como personas jurídicas que ponen a disposición de las personas un servicio que permite a un usuario contactar con un conductor para ser trasladado desde un punto a otro.

Para prestar servicios en el país, las empresas deberán constituirse en Chile, contar con giro de transporte remunerado, haber iniciado actividades ante el Servicio de Impuestos Internos (SII), tener contratados seguros de responsabilidad civil y de vida para los conductores y sus pasajeros, y un sistema para recibir reclamos y denuncias.

Si la ley entra en vigencia, se creará un registro público con la información de las empresas y otro con la de los conductores y los vehículos. Los conductores tendrán un plazo de tres meses para inscribirse y, una vez pasado el plazo, la inscripción se suspenderá por 12 meses.

Además, los conductores deberán tener licencia profesional para transportar pasajeros (A-1, A-2 o A-3) y presentar sus certificados de antecedentes.

Los vehículos utilizados para estas labores tendrán los mismos requisitos que los taxis básicos, con exigencias de seguridad, antigüedad, y parámetros técnicos y tecnológicos. A la vez, deberán portar un distintivo para su identificación en la calle.

Otra de las disposiciones de la normativa es que las aplicaciones móviles no podrán operar en modalidad “pool”, con lo que hasta ahora permiten que los usuarios compartan sus viajes con otros.

Por otro lado, los taxis estarán habilitados para adscribirse a las EATy usar aplicaciones móviles para facilitar el servicio y el cobro. Los taxis colectivos, en tanto, quedan excluidos de trabajar con las EAT.

Para las infracciones a la normativa se disponen una serie de multas de las cuales no estarán excluidos los pasajeros. Quienes fueran descubiertos aceptando la prestación irregular de servicios a sabiendas arriesgarán desde 1 a 3 UTM (hasta cerca de $147.000). La multa es de entre 3 y 5 UTM (hasta cerca de $245.165) si se entorpeciere la fiscalización.

Las aplicaciones reaccionan

Por su parte, y bajo a campaña #NoFrenemos, Uber ha difundido los efectos que tendría la Ley Uber de no realizarse modificaciones. En ella han señalado que existen 85 mil socios conductores que todos los meses usan la plataforma para generar ganancias adicionales, de los cuales 70 mil quedarían “sin esta oportunidad” ya que no tienen licencia profesional.

Desde la empresa también destacaron que a los socios que no tienen licencia les tomaría siete años obtener el documento “con la capacidad actual”. Además, advirtieron que no hay escuelas disponibles en todas las regiones de Chile y que el costo promedio para obtener la licencia es de $400 mil.

Además, el 80% de los usuarios de Uber no tendrían acceso a pedir viajes y los tiempos de espera y los precios se triplicarían en zonas donde el servicio esté disponible, lo que en Santiago se circunscribiría a sólo cinco comunas.

Cabify, que participó en la discusión en la Comisión de Transporte del Senado, propuso modernizar el formato de obtención de la licencia profesional a través de cursos e-learning con el fin de que evitar la disminución abrupta del número de conductores en todas las aplicaciones, “lo que a la larga se traduce en que aumentarán las tarifas en desmedro de los usuarios y aumentarán las cifras de desempleo“, señalaron desde la empresa.

A la vez, también han criticado el plazo de tres meses para el registro de conductores. Para ellos, el proceso debe ser abierto porque “los socios conductores duran en promedio seis meses en la aplicación, limitarlos y cerrarlos generaría una sobre demanda y una caída considerable de este tipo de servicio”.

0

Ley Uber: Estudio digital muestra un 99% de apoyo ciudadano al funcionamiento actual de estas apps

De acuerdo un estudio digital realizado por INC Inteligencia Reputacional, y desde la consultora señalaron que “claramente las personas están valorando modelos de negocios que privilegian y satisfacen necesidades que impactan positivamente su día a día con atributos como la inmediatez, experiencia, confiabilidad y personalización”.

Controversia en redes sociales ha generado la Ley Uber -que busca regular las aplicaciones de transporte compartido-; y que llevó a que la app de transporte lanzara la semana pasada la campaña #NoFrenemos, como un llamado a la ciudadanía a expresar su negativa públicamente al debate legislativo.

De acuerdo un estudio digital realizado por la consultora INC Inteligencia Reputacionalun 99% de la ciudadanía apoya el funcionamiento actual de este tipo de plataformas, mientras que sólo el 1% se manifiesta a favor de su regulación. 

El levantamiento -que se realizó entre el 17 y 24 de junio- analizó las conversaciones digitales de 5.369 usuarios. En este período se generaron 7 veces más menciones que el promedio del año completo, con solo el 1% de estas con connotación política, y 38 noticias de carácter informativo.

“Claramente las personas están valorando modelos de negocios que privilegian y satisfacen necesidades que impactan positivamente su día a día con atributos como la inmediatez, experiencia, confiabilidad y personalización; aprobando la licencia social para operar de estos servicios más allá un debate legislativo ampliamente superado por las nuevas tecnologías” explica Diego Fuentes, director general de INC Inteligencia Reputacional.

Desde lo cualitativo el principal enfoque de quienes están en contra de la ley son: los conductores en relación con el rechazo al requisito de licencia profesional, mientras que la ciudadanía no quiere que aumenten las tarifas ni tener problemas de conectividad al disminuir la cobertura del servicio.

Por el contrario, quienes se manifiestan a favor de la ley argumentan la necesidad de regular el parque automotriz. 

“Hasta ahora, los mayores detractores de estas plataformas son sus propios competidores; y, muy por el contrario, tienen una alta popularidad entre la comunidad por ser un servicio que muchas veces es más barato, cómodo y confiable que sus contrapartes clásicas”, agregó.

“En este contexto, este proyecto de ley puede pasar a la historia como un ejemplo sobre cómo no regular las hoy tan reputadas plataformas tecnológicas”, concluyó Fuentes.

0

¿Es cierto que se pedirá Licencia Profesional a los Conductores Uber?

Los mitos y verdades de la llamada “Ley Uber”

Mucho se ha dicho sobre los requisitos que deberán cumplir los Conductores Uber cuando entre en vigencia la Ley que regula el uso de esta aplicación. Primero que todo, debemos aclarar que aún no es una Ley propiamente tal, ya que debe ser aprobada por el Senado y luego promulgada, lo que tomará algunos meses más.

Sin embargo, es un hecho que varios de los requisitos que se señalan en el proyecto de Ley, serán aprobados en el Senado. Por lo mismo, y con el fin de estar “preparados” para cuando esto ocurra, vamos a ver cuales son los mitos y verdades que contiene esta Ley.

¿Es cierto que se pedirá un auto con motor 2.0. hacia arriba?

Falso. Si bien es cierto que fue uno de los puntos que se discutió en el Congreso, fue descartado finalmente como requisito, ya que no tenia ninguna justificación de peso que avalara tal medida.

¿Es cierto que se limitará la cantidad de Conductores Uber que pueden ocupar la aplicación?

Falso. Al igual que el requisito anterior, fue motivo de discusión en el Congreso el hecho de limitar el parque de autos Uber (así como se hace con los taxis), requisito que fue igualmente descartado de la Ley por ser incompatible con la relación que tienen los Conductores con la aplicación, que se caracteriza por ser flexible y esporádica en el tiempo.

¿Es cierto que los Conductores deberán registrarse en el Ministerio de Transporte para poder ocupar la aplicación?

Verdadero. La idea de este registro es poder verificar que tanto el conductor como el vehículo cumplen con los requisitos para poder utilizar la aplicación, evitando de esta forma (y al fin), que se lleven el vehículo a corrales municipales.

¿Es verdad que los Conductores sólo podrán ocupar la aplicación en la Región donde están inscritos?

Verdadero. Por lo tanto, no será posible, por ejemplo, tomar a un pasajero en Santiago y dejarlo en Viña del Mar, ya que el conductor sólo puede estar registrado en una sola Región.

¿Es verdad que se acabarán la tarifas dinámicas?

Falso. Este punto también fue discutido en el Congreso. La idea era establecer por Ley las tarifas mínimas y máximas que podían cobrarse, (algo parecido a lo que ocurre hoy con los taxis), lo que traería como consecuencia el fin (o el uso limitado) de la famosa “tarifa dinámica”. Sin embargo, esto fue descartado por ser considerado “inconstitucional”, ya que afectaba la libertad económica de las empresas que ofrecen este tipo de servicios.

Por último, ¿es verdad que ahora se necesitará tener Licencia Profesional para ser Conductor Uber?

Verdadero. Con la entrada en vigencia de la Ley, será requisito que los Conductores Uber tengan Licencia Profesional (A-1, A-2 o A-3), requisito que el día de hoy no muchos Conductores cumplen.

Por si no lo sabias, estos son los requisitos para tener Licencia Profesional en Chile:

Licencia A1:

Requisitos:

  • Tener mínimo 20 años de edad.
  • Poseer licencia clase B por al menos 2 años.
  • Aprobar curso teórico y práctico en Escuela de Conductores.

Escuela de Conductor: Obligatorio. Encuentra el listado aquí.
Idoneidad moral: Obligatorio. Revisión de antecedentes personales, que se estudia por el Director de Tránsito de su municipio.
Examen médico: Obligatorio. Evaluación en el municipio.
Examen teórico: Obligatorio. Sólo se rinde una vez.
Examen práctico: No obligatorio.

Licencia A2:

Permite conducir indistintamente taxis, ambulancias o vehículos motorizados de transporte público y privado de personas con capacidad de diez a diecisiete asientos, excluido el conductor, o de hasta treinta y dos asientos, cuando se haya estado en posesión de esta licencia por, a lo menos, dos años y siempre que el largo del vehículo no exceda los nueve metros.

Requisitos:

  • Tener mínimo 20 años de edad.
  • Poseer licencia clase B por al menos 2 años.
  • Aprobar curso teórico y práctico en Escuela de Conductores.

Escuela de Conductor: Obligatorio. Encuentra el listado aquí.
Idoneidad moral: Obligatorio. Revisión de antecedentes personales, por el Director de Tránsito de su municipio.
Examen médico: Obligatorio. Evaluación en el municipio.
Examen teórico: Obligatorio. Sólo se rinde una vez.
Examen práctico: No obligatorio

Licencia A3:

Permite conducir indistintamente taxis, vehículos de transporte remunerado de escolares, ambulancias o vehículos motorizados de transporte público y privado de personas sin limitación de capacidad de asientos.

Requisitos:

  • Tener mínimo 20 años de edad.
  • Poseer licencia clase B por al menos 2 años.
  • Poseer licencia clase A1 o A2 o A4 o A5 por al menos 2 años
  • Aprobar un curso teórico y práctico en una Escuela de Conductores Profesionales.
  • En caso de no poseer las licencias anteriormente señaladas, se requiere aprobar un curso especial que incluye el uso de simuladores de conducción.
  • Si tienes una licencia de conductor clase A-1 o A-2 otorgada antes del 8 de marzo de 1997, y que esté vigente, debes aprobar un curso en un organismo técnico de capacitación (OTEC).

Escuela de Conductor: Obligatorio. Encuentra el listado aquí.
Idoneidad moral: Obligatorio. Revisión de antecedentes personales, que se estudia por el Director de Tránsito de su municipio.
Examen médico: Obligatorio. Evaluación en el municipio.
Examen teórico: Obligatorio. Sólo se rinde una vez.
Examen práctico: No obligatorio

Esperamos que este artículo haya servido para aclarar varías de las dudas que existen en torno a la llamada “Ley Uber”.

¡Saludos!

0